Cosas que poner en internet cuando estas aburrido

Sunday, September 03, 2006

Sunday, February 26, 2006

Diario de Heladero

Las situaciones que se narrarán a continuación son fruto de dos veranos trabajando en un puesto de helados. Al vendedor de helados le llamaremos Heladero y a las personas que se acerquen al puesto les llamaremos Cliente.
Todas las situaciones narradas en este documento son reales.



Una tarde calurosa de martes una Cliente de mediana edad se acerca al puesto.
Cliente: Por favor, me da un Microlápiz.
Pensamiento de Heladero: ¡Jaja, jajá jajá!


Una tarde calurosa de martes una Cliente adolescente se acerca al puesto
Cliente: ¿Tienes flashes de fresa?
Heladero: Sí.
Heladero abre la nevera y coge un flash de fresa.
Cliente: Pues, dame uno de naranja.


Una tarde calurosa de martes una Cliente joven se acerca al puesto.
Cliente: ¿Tienes pipas con sabor a barbacoa?
Heladero: No, pero ¿eso existe?
Cliente: Pues dame unas normales.
Mientras Cliente busca el dinero en su monedero, Heladero se gira y coge una bolsa de quicos, se da cuenta y coge una bolsa de pipas.
Heladero: Perdón.
Cliente: ¿Por qué?
Heladero: Te iba a dar pipas con sabor a quicos.


Una tarde calurosa de martes una Cliente joven se acerca al puesto.
Cliente: ¿Tienes Red Bull?
Heladero: No.
Cliente: Pues, dame una Fanta Naranja.
Heladero abre la nevera, coge una Fanta Naranja y se la da a Cliente.
Cliente: ¿Cuánto es?
Heladero: Una Fanta Naranja.


Una tarde calurosa de martes un Cliente de mediana edad se acerca al puesto.
Cliente:¿ Tienes Fortuna?
Pensamientos de Heladero: No me quejo.


Una tarde calurosa de martes una Cliente infantil se acerca al puesto.
Cliente: ¿Tienes pitufos?
Heladero: No, ¿qué es eso?
Cliente: Son como piruletas.
Heladero: Tengo piruletas, que son como piruletas.


Una tarde calurosa de martes una Cliente adolescente se acerca al puesto acompañado por un Cliente párvulo. Este último levanta su brazo y deposita sobre el mostrador una moneda de... ¡CIEN PESETAS!


Una tarde calurosa de martes una Cliente de mediana edad se acerca al puesto.
Cliente: Por favor, me das dos Calipsos.
Pensamientos de Heladero: Costeau, Costeau, Costeau.


Una tarde lluviosa de martes un Cliente adolescente se acerca al puesto.
Cliente: ¿Cuánto cuestan los regalices de cinco?
Heladero: Diez.


Una tarde calurosa de martes una Cliente de mediana edad se acerca al puesto acompañada por una Cliente joven.
Cliente: Me das un Extreme de fresa, otro de limón y un Almendrado para Rafa.
Pensamientos de Heladero: ¡Hombre, para Rafa!¡Cómo le conozco de toda la vida!


Una tarde calurosa de martes un Cliente adolescente se acerca al puesto rodeado por unas Clientes adolescentes.
Cliente: ¿Tienes condones?
Heladero:(Mirando a los lados y por las baldas de la parte superior del puesto) Creo que no.
Cliente: Pues dame un flash de fresa.
Heladero: ¿No será como sustituto?


Una tarde calurosa de martes un Cliente de mediana edad se acerca al puesto y observa durante un rato el cartel de los helados.
Cliente: Cuando yo era pequeño sólo existían cuatro helados: el polo de limón, el de fresa, el de naranja y el bombón helado. Ahora hay que hacer un Master para escoger uno.


Una tarde calurosa de martes una Cliente infantil se acerca al puesto.
Cliente: Me das... dos besos y un dedo.
Pensamientos de Heladero: Empieza pronto la niña.


Una tarde calurosa de martes un Cliente de mediana edad se acerca al puesto.
Cliente: Por favor, me das una Lechera.
Pensamientos de Heladero: ¿Con cántaro o sin él?


Una tarde calurosa de martes un Cliente adolescente se acerca al puesto.
Cliente: ¿Tienes dedos?
Pensamientos de Heladero: Unos veinte.


Una noche fría de domingo una Cliente joven se acerca al puesto.
Cliente: Dame un regaliz de esos rellenos.
Heladero se gira para coger el regaliz relleno.
Interpretación de las palabras de Cliente por parte de Heladero:¿Tienes pipas congeladas?
Heladero:(Sorprendido) ¿Qué?
Cliente: ¿Tienes pipas saladas?
Pensamientos de Heladero: Sí, eso tiene más sentido.

Wednesday, February 22, 2006

Empiezo esta cosa

Me aburro.